Google comenzará a cobrar a los fabricantes de teléfonos por instalar Play Store y aplicaciones como Gmail, YouTube y Google Maps. El cobro será en dispositivos con el sistema operativo Android que se vendan en la Unión Europea.

La decisión llega tras la multa de 5.000 millones de dólares que le impuso la Unión Europea. Hasta ahora, la compañía permitía que los fabricantes instalaran los servicios de Google sin costo, pero ahora esto cambiará.

Google y Europa no se llevan especialmente bien. A la vista están los continuos avisos de la comunidad a la gran G, por no hablar de las multas que esta última ha recibido de nada menos que 4.340 millones de euros. Pero el Parlamento ha cambiado de estrategia, y en vez de hacer que la compañía page serán los fabricantes de móviles quienes pasen por caja para utilizar sus apps.

“Dado que la preinstalación de Google Search y Chrome junto con nuestras otras aplicaciones nos ayudaron a financiar el desarrollo y la distribución gratuita de Android, presentaremos un nuevo acuerdo de licencia de pago para teléfonos inteligentes y tabletas que se envíen a la Unión Europea.

Android seguirá siendo gratuito y de código abierto”, escribió Hiroshi Lockheimer, vicepresidente de plataformas y ecosistema de Google, en el blog de la empresa.

Además de esto, los fabricantes tendrán la opción de adquirir el suite de aplicaciones móviles de Google sin por eso tener que adquirir Google Chrome o el Buscador de Google.

Las licencias de usos de estos dos servicios se venderán de manera separada. Lo cierto es que esta medida tiene su porqué, y no es otro que la lucha contra el supuesto monopolio que tiene Google en el mercado.

De hecho, de acuerdo con lo que pone Mashable, el origen de este problema llega porque Google exigía a los fabricantes que tanto Google Search, Chrome y otros servicios se instalarán de forma predeterminada.

De esta forma se podían permitir instalar el sistema operativo Android sin coste adicional. Como te puedes imaginar, esto supone una posición ventajosa frente a otros sistemas.

Todas aquellas marcas que comercializan teléfonos Android en territorio europeo tendrán que pagar a Google una suma de dinero para utilizar sus apps.

YouTube, Google Play Store y Gmail entran en el pack, pero curiosamente Chrome y el buscador no. Esto podría pasar factura también a los usuarios, ya que la llegada de un nuevo impuesto supone encarecer más el producto de cara al público.

Cargue Más Por narkysblanco
Cargue Más En Software
Comentarios cerrados

Mira además

China presenta su futura estación espacial

China presentó una réplica de su primera gran estación espacial, que planea lanzar a parti…